BMW alcanza a Audi en España.

Tema en 'Foro General BMW' iniciado por Apollo28, 8 Sep 2007.

  1. Apollo28

    Apollo28 Guest

    Las dos marcas se retan para dirimir en los próximos meses quién es el nuevo rey del lujo en el mercado español, un puesto que lleva ostentando la firma de los cuatro aros desde hace trece años.
    type=text/javascript>

    El largo reinado de Audi en el mercado español de lujo está seriamente amenazado. La firma bávara BMW ha adelantado a la filial de Volkswagen, número uno en ventas desde hace trece años de forma ininterrumpida en España, en las ventas de cada uno de los últimos cuatro meses.

    Transcurridos los ocho primeros meses del año, la carrera por acabar 2007 como número uno está muy reñida. Ambas firmas registran un empate técnico: Audi ha vendido 39.652 unidades, tras un crecimiento del 3,9%, frente a los 39.111 vehículos matriculados por parte de BMW, lo que supone un alza del 9,3%, según los datos de la patronal Anfac.

    La filial española de la firma bávara subraya que los retrasos en el suministro de los coches por parte de sus fábricas, ante la elevada demanda de algunos modelos en Europa, han frenado el crecimiento e impedido superar a Audi en estos ocho primeros meses.

    “Están muy fuertes. En los últimos meses nos han ganado y estamos a la par en el año”, reconocen en Audi.
    A finales de 2006, la firma más exclusiva de Volkswagen mantuvo su reinado en España por dos mil unidades sobre su inmediato competidor.

    Órdago
    El presidente de BMW España, Hendrik Von Kuenheim, se marcó como gran objetivo a principios de año alcanzar la hegemonía del sector del lujo, lo que suponía todo un órdago para Audi, que ha visto cómo su cómoda ventaja en el segmento más exclusivo del mercado se ha reducido inexorablemente desde principios de la década. En 2003, matriculó 42.300 unidades por las 35.229 de BMW y las 37.044 de Mercedes, por aquel entonces número dos.

    La marca de la estrella, actualmente la tercera en discordia, ha vendido hasta agosto 36.300 turismos.
    El grupo BMW ya es, desde hace años, el fabricante de lujo más importante del mercado español si se suma las cifras de su filial Mini, que en los ocho primeros meses del año ha matriculado 7.500 unidades, un 20% más.
    Los motores del crecimiento de BMW están siendo la nueva versión del todoterreno X5, que llegó a los concesionarios a principios de año, y la buena marcha de la Serie 1 y del pequeño 4x4 X3.

    Precisamente, Audi subraya que una de las ventajas de su rival es que cuenta entre su oferta de productos con un todoterreno de pequeñas dimensiones, algo que no posee la firma de los cuatro años. Audi planea lanzar una versión corta del Q7, que se denominará Q5, en 2009. BMW ha matriculado 5.290 unidades del X3 en los ocho primeros meses del año.

    España es la joya de Audi. Es el sexto país más importante para la firma, tras Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, China e Italia, y el único, de entre los grandes mercados europeos, en donde es la marca más vendida.
    Audi confía en frenar el ascenso de su competidor en los próximos meses con el lanzamiento de la nueva berlina A4, su segundo modelo más vendido tras el compacto A3.

    La firma de los cuatro aros prevé comercializar 57.500 unidades a finales del ejercicio, una cifra que sería suficiente para mantener el reinado del lujo si BMW cumple con su objetivo de alcanzar las 56.000 unidades, según anunció a principios de año.

    En el mundo
    El grupo BMW, cuyo máximo directivo es Norbert Reithofer, logró hace dos años convertirse en el mayor fabricante de automóviles del lujo del mundo, tras superar a Mercedes. Culminaba así el plan puesto en marcha a principios de la década por los directivos de la firma bávara, tras desprenderse de Rover. BMW perdió miles de millones de euros en el grupo británico en su frustrado intento por convertirse en un fabricante capaz de competir, al mismo tiempo, en el mercado del lujo y en el generalista.

    BMW decidió, entonces, centrarse en hacer lo que mejor sabía: desarrollar turismos exclusivos. Apostó por ampliar su familia de modelos para llegar a más consumidores. Lanzó los todoterrenos X5, el pionero de los 4x4 deportivos, y X3 y el compacto Serie 1, entre otros.

    En 2006, el grupo BMW distribuyó en todo el mundo 1,37 millones de vehículos, incluyendo Mini y Rolls-Royce, frente a los 1,26 millones de Mercedes. Audi, la filial de Volkswagen, comercializó más de 905.000 automóviles.

    Venta de Chrysler
    El mismo recorrido está siguiendo Daimler, propietario de Mercedes, que en agosto completó la venta de su filial americana Chrysler al fondo Cerberus, tras el fracaso de la megafusión anunciada en 1998. La estrategia de Mercedes pasa por volver a centrarse al cien por cien en el lujo para recuperar el liderazgo perdido.

    Por su parte, Audi no se conforma con ser la tercera del lujo. La filial de Volkswagen planea invertir 11.800 millones de euros hasta 2011 para seguir la estrategia de sus rivales y ampliar su gama de modelos y mercados. El primer paso es superar el millón de unidades vendidas en 2008.

    Las tres grandes marcas del lujo se están beneficiando de un segmento, el de los coches más exclusivos, en el que hay menos competencia y no sufre la guerra de precios que sí existe en el sector de las firmas generalistas.

    Además, el segmento del lujo está menos ligado a los ciclos económicos, ya que sus clientes tienen un elevado poder adquisitivo. Mientras el mercado de turismos ha descendido en España un 1,5% en los ocho primeros meses del año, las ventas de los coches más lujosos crecen un 13%, hasta 64.500 unidades, según Anfac.

    Fuente:http://debates.coches.net/showthread.php?t=105066

Compartir esta página