BMW Serie 8, reviviendo la leyenda y el misterio del M8

Tema en 'Archivo Serie 8 E-31' iniciado por Rafael Dantés, 24 May 2007.

  1. Rafael Dantés

    Rafael Dantés Como un aficionado (pero sin el como) Staff BMW FAQ Coordinador Miembro del Club

    Registrado:
    31 Mar 2006
    Mensajes:
    9.869
    Me Gusta:
    376
    Ubicación:
    Madrid
    Modelo:
    850 - E31
    BMW Serie 8, reviviendo la leyenda y el misterio del M8


    Publicado por Daniel Piñas 19 Mayo 2007 en BMW, Deportivos y Coupés.

    [​IMG]
    La idea de un coupé deportivo de clase alta no es algo que surgiese hace poco, sino que viene de más atrás, de los años 80. Por aquel entonces, un sustituto para la vieja y veterana Serie 6 era necesaria, porque los años pasaban y algo nuevo había que traer, algo imponente y nuevo.
    Corría el 1984 cuando tras varios estudios, el coche empezó a tomar forma, comenzó un proyecto muy caro y arriesgado, siendo de futuro incierto y de larga espera, prácticamente de 6 años. Durante este tiempo, muchas pruebas fueron realizadas, las primeras fueron con mulas de pruebas de la Serie 6, el cual sirvió para probar elementos fundamentales como el chasis o la dirección.
    [​IMG]
    [​IMG]
    Una vez terminado el diseño básico y hechas suficientes pruebas aerodinámicas, llegaba el momento de las pruebas con prototipos, prototipos extremadamente caros. De 100 unidades fabricada a mano, cada una costaba entre 750.000 y 1 millón de euros.
    Evidentemente, en BMW no estaban para tirar el dinero con proyectos que no eran importantes, pero este era todo lo contrario. Todo esto fue a partir del 87, cuando quedaban sólo dos años para su presentación oficial. Muchos de estos coches acabaron estrellados por pruebas de seguridad, otros en cambio, sirvieron para pequeñas pruebas de conducción.
    [​IMG]
    El 89 fue el año más decisivo para el gran coupé alemán, por una parte un prototipo fue presentado al staff de BMW antes de que muchas unidades fuesen enviadas al mítico Nürburgring Nordschleife, donde realizaron 8.000 kilómetros de prueba en muy poco tiempo, antes de ser enviado al mundo a probar en condiciones reales.
    [​IMG]
    [​IMG]
    Mientras se realizaban pruebas simuladas y reales, BMW decidió enviar las primeras unidades al mundo real, concretamente a Estados Unidos, donde su misión consistia en comprobar qué tal le sentaba la gasolina americana y sus temperaturas, algo vital, pues prácticamente casi todo el mercado estaba destinado al estadounidense.
    Las pruebas en condiciones extremas frías fueron realizadas con éxito, la Serie 8 resistía, iba por buen camino, pero quedaba lo peor… Las altas temperaturas. El temeroso Death Valley esperaba al coupé, el lugar más decisivo donde se vería si funcionaba o no. Con temperaturas de 50 grados, BMW llevó sus prototipos al límite durante horas, acelerador a fondo con temperaturas altísimas que corroborarían lo que ya se sabía: La serie 8 estaba lista.
    No fue suficiente y la firma alemana lo llevó a otras condiciones distintas, a las altas montañas, donde los cambios bruscos de temperatura y sobretodo, de presión, se llevaban a cabo. Pruebas que se realizaron con éxito, como todos se esperaban.
    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]
    En las fotos vemos que durante las primeras pruebas todo era vigilado, comprobado y documentado. Sistemas de ayuda y de revisión estaban por todos los lugares del coche, informando qué es lo que fallaba o qué es lo que iba bien.
    Llegado Septiembre, la hora final había llegado, era el momento de presentarlo oficialmente, y así fue. Salón de Frankfurt, BMW 850i en escena. ¿Qué ocurrió? Las cosas fueron bastante mejor de lo que pensaban incluso los más optimistas, tal fue el éxito que durante los 8 días que esto el coche en exposición, se realizaron más de 5.000 pedidos.
    Pero en América las cosas no fueron tan bien. La mala suerte se tomó con la firma alemana y justo la producción empezó en el 90, la guerra del Golfo ya estaba en marcha, afectando de manera desmesurada sus ventas en territorio estadounidense y destrozando el mercado, de tal manera que en 7 años que estuvo allí, no se vendieron más de 8.000 modelos.
    El éxito europeo hizo una excelente compensación con el desastre americano, tal fue, que si querías un modelo nuevo tenías que esperar 3 años para poder tenerlo en tus manos, ¡3 años! Superó todas las espectativas, evidentemente.
    La Serie 8 contaba con dos modelos base
    • 840: V8 4 litros y 286 caballos, seguido de un motor con más cilindrada a partir del año 96.
    • 850: V12 5 litros y 300 caballos (usado también en la Serie 7), para luego ser reemplazado por uno de mayor cilindrada y seguido de otro más grande aún (375 caballos), que marcó una marca negativa, siendo el motor BMW que menos se vendió en toda la historia (aprox. 1500 unidades)
    Si hay un gran secreto que no todo el mundo conoce está aquí, y hablamos del M8, que podemos decir claramente que existió sólo uno, pero la historia es bastante sorprendente. Hubo sólo un prototipo, llamado M8, que fue equipado con el motor que hoy vemos en el McLaren F1, el famoso S70 V12 de 6 litros y 680 caballos. Previsto como el rival perfecto para los Ferrari de la época, fue tristemente olvidado y tirado a lo más profundo, donde fue destruido para no dejar ni rastro.
    Aún así, el modelo más alto que tiene la Serie 8, el 850CSi, fue preparado por la división M y fue visto como un punto intermedio entre el 850 normal y el M8, con 5.5 litros y 380 caballos, pero que apenas se vendió.
    [​IMG]
    [​IMG]
    La Serie 8 dejó de producirse mundialmente en el 1999, con un buen resultado y con un supuesto sucesor en camino, lo que hoy conocemos como la Serie 6. Sobre esta serie se dice que fue la que reemplazó a la injustamente desplazada Serie 8, pero con el surgimiento de un nuevo concepto de coche, las berlinas coupés de 4 puertas, BMW ya está estudiando revivir con el nombre original la mítica serie del coupé más grande para luchar en este segmento, con el cambio a 4 puertas.
    Más información: Wikipedia - Carfolio - E31.net

Compartir esta página