BMW utiliza energía renovable para el pintado de automóviles (Spartanburg, EE.UU)

Tema en 'Foro General BMW' iniciado por Gavira, 9 Jun 2006.

  1. Gavira

    Gavira Tr3s españoles, cu4tro opiniones. Miembro del Club

    Registrado:
    28 May 2004
    Mensajes:
    70.053
    Me Gusta:
    27.000
    Ubicación:
    (MA) Puerto Banús
    Modelo:
    GaviRAV4 177hp
    :-s

    [FONT=Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif]BMW utiliza energía renovable para el pintado de automóviles [/FONT]
    [FONT=Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif][/FONT]
    [FONT=Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif]La fábrica de BMW en Spartanburg ahora abastece sus hornos de pintado al 100% con gas metano. Enorme reducción en las emisiones de CO2.

    La fábrica de BMW Spartanburg, en Carolina del Sur, EE.UU. ha transformado completamente los hornos de su zona de pintado para que funcionen con gas metano reciclado desde mayo de 2006. Ese gas es producto de la descomposición biológica de material de desecho de una planta de residuos que hay a 15 kilómetros de distancia. Así, la fábrica de BMW aprovecha una fuente de energía no utilizada y al mismo tiempo protege el medio ambiente.

    Resultado: la fábrica de BMW en Spartanburg extraerá más del 50% de su energía del gas metano, reduciendo las emisiones de CO2 en unas 17.000 toneladas al año: aproximadamente el equivalente a los requisitos energéticos de 10.000 hogares americanos. Al mismo tiempo, el coste anual de energía de la fábrica se recortará en una cifra en euros de seis dígitos.

    El gas metano fue usado en la fábrica por primera vez en 2002, llevado en tuberías directamente desde la planta de residuos de Palmetto a las turbinas en las instalaciones de BMW, que generan energía eléctrica y agua caliente. El resultado de este proyecto piloto fue impresionante, y dio pie para el abastecimiento del gas metano a la zona de pintado que está ahora funcionando. La planta de BMW es la primera fábrica de automóviles que utiliza el gas metano en procesos críticos de producción.

    El proyecto de la planta de BMW en Spartanburg está reconocido por la EPA, la Agencia de Protección Medio Ambiental estadounidense, por su logro medioambiental. La EPA está promoviendo una utilización más generalizada del gas procedente de las plantas de residuos y apoya a las compañías que desean proteger el medio ambiente, asegurar un futuro sostenible y recortar de este modo sus costes operativos.
    [/FONT]
  2. javicampo

    javicampo Guest

    Vamos, que el Z4 y el X5 son encima ecológicos :D
  3. guakarimaso

    guakarimaso Clan Leader

    Registrado:
    3 Oct 2002
    Mensajes:
    27.098
    Me Gusta:
    4.282
    Ubicación:
    Oviedo-Asturias
    Modelo:
    530IA touring
    la putada pepe es que todo depende del cristal con que se mira

    Acción del metano sobre el cambio climático
    Los científicos afrontan desafíos difíciles en la predicción y comprensión de cuánto está cambiando nuestro clima. En lo que se refiere a los gases que atrapan calor en nuestra atmósfera, llamados gases de efecto invernadero (GEIs), los científicos suelen examinar su presencia en la atmósfera más que la que tienen en otros medios.

    Sin embargo, Drew Shindell, climatólogo en el Instituto Goddard de Estudios Espaciales, de la NASA, en Nueva York, cree que necesitamos examinar a los GEIs cuando se emiten en la superficie de la Tierra, en lugar de estudiarlos después de que se han mezclado en la atmósfera. "Las moléculas de los gases sufren cambios químicos, y analizarlos después de que se hayan mezclado y cambiado en la atmósfera, no nos brinda un esquema exacto de su efecto", explica Shindell. "Por ejemplo, la cantidad de metano en la atmósfera se ve afectada por contaminantes que cambian su química, y esto no refleja los efectos de éste sobre otros gases de efecto invernadero, así que ello no aparece directamente relacionado con las emisiones, que son para las que hacemos las políticas de protección".

    Los GEIs químicamente reactivos incluyen al metano y al ozono, ya que el dióxido de carbono, que es el GEI más importante, no suele ser reactivo. Una vez que el metano y las moléculas que crean el ozono son liberados a la atmósfera por fuentes naturales y por otras antropogénicas, estos gases se mezclan y reaccionan entre sí, lo que transforma su composición. Cuando los gases se alteran, su contribución al calentamiento por efecto invernadero también sufre cambios. Así, el verdadero efecto de la emisión de un GEI aislado sobre el clima resulta muy difícil de identificar.
    Shindell encuentra que hay ventajas en medir las emisiones de los gases de invernadero cuando se producen, aislando en los cálculos sus impactos, en contraposición a examinarlos después de que se han mezclado en la atmósfera. En el estudio, cuando los efectos individuales de cada gas en el calentamiento global fueron agregados, había una diferencia del 10 por ciento que denotaba una variación al separar las emisiones unas de otras.

    Después de aislar cada gas de invernadero, y calculando el impacto de cada emisión en nuestro clima con un modelo informático, Shindell y sus colegas encontraron algunas diferencias llamativas sobre la contribución de estos gases al cambio climático.

    Los principales gases de invernadero incluyen dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, y halocarbonos. Estos gases son denominados gases de invernadero "bien mezclados" debido a sus largos tiempos de vida de una década o más, que los dejan dispersarse uniformemente en la atmósfera. Son emitidos tanto por fuentes artificiales como naturales.

    Según los últimos cálculos, los impactos del metano en el calentamiento del clima pueden duplicar la cantidad normalmente atribuida a este gas. Las nuevas interpretaciones revelan que las emisiones de metano explicarían un tercio del calentamiento climático proveniente de gases de invernadero bien mezclados entre mediados del siglo XVIII y la época actual, el doble de lo previamente calculado.

Compartir esta página