Conocimientos tecnicos de Nurburgring

Tema en 'Foro BMW F1/Racing/Competición' iniciado por blaki, 17 Jul 2007.

  1. blaki

    blaki Capullo Leader Miembro del Club

    Registrado:
    22 Ene 2007
    Mensajes:
    43.686
    Me Gusta:
    9.171
    Ubicación:
    Curva de Gauss
    Modelo:
    340 DIESEL
    Uno de los primeros circuitos de la era moderna, Nürburgring ha recuperado parte de su gran reputación en los últimos años. Aunque sigue siendo complicado, los adelantamientos son posibles en la primera curva y en los virajes 13 y 14, y las dificultades del trazado van desde las horquillas que se trazan en primera velocidad a las secuencias de curvas que se pasan en sexta y séptima marcha. Al margen de la fecha en la que se dispute la carrera, la lluvia y las bajas temperaturas son siempre una amenaza en este circuito situado en la zona montañosa de Eifel. Nürburgring es uno de los circuitos que exige mayor carga aerodinámica de la temporada, y no sólo por sus numerosas curvas de baja y media velocidad, sino también para poder mantener una buena estabilidad del coche en la fuerte frenada de la primera curva y en las chicanes lentas. Curvas como la 5/6, 8/9 y 10/11 exigen un equilibrio neutro para no salirse de la trazada ideal en el segundo viraje de la secuencia, y los ingenieros muy a menudo deben trabajar durante todo el fin de semana para intentar evitar el subviraje que acusa el coche en las curvas de media velocidad.
    Es necesario que el coche tenga una rápida y buena respuesta en los cambios de dirección en el inicio lento de la vuelta y también en los virajes más rápidos. El agarre mecánico es particularmente importante entre las curvas 1 y 4, pero para ello no puede sacrificarse el rendimiento aerodinámico en el resto de la vuelta.
    El rendimiento de los neumáticos, como siempre, será un elemento crítico para todos los equipos. En esta ocasión se utilizarán los compuestos blando y medio de los neumáticos Bridgestone Potenza 2007 y las condiciones ambientales serán las que marcarán cómo utilizarlos en condiciones de carrera. Si las temperaturas anormalmente bajas para esta época del año continúan en Nürburgring, entonces probablemente los equipos tengan que volver a trabajar para minimizar al máximo el nivel de degradación del neumático más blando.
    El trazado de Nürburgring no presenta ninguna exigencia especialmente severa para los motores, que además se ven beneficiados por el hecho de que el circuito está situado en altitud, a unos 500 metros por encima del nivel del mar. La baja densidad del aire supone que el motor genere menos potencia (aproximadamente un 5%), pero también reduce la presión que deben soportar algunas partes del motor como los pistones.

    El motor trabaja a máximo régimen únicamente durante el 56% de la vuelta, lo que le sitúa por debajo de la media de la temporada que está en un 61%. El periodo más largo de aceleración máxima apenas supera los diez segundos, así que el principal reto del equipo de motor es asegurarse de que la unidad ofrece un buen rendimiento a bajas revoluciones para poder salir bien de las curvas lentas, y en especial de la curva 7.

    El circuito incluye algunos cambios de altura, pero ninguno de ellos es lo suficientemente importante como para que puedan preocupar desde el punto de vista del motor. Eso sí, la pista está bastante bacheada y si los pilotos no siguen la trazada correcta, eso puede acabar dañando al motor al tener que hacer un uso excesivo del limitador de vueltas o al pasarse de revoluciones

Compartir esta página