e-90 en automovil formula

Tema en 'BMW Serie 3 E-90/E91/E-92/E-93 (2005 - 2011)' iniciado por malandar, 7 Mar 2005.

  1. malandar

    malandar Forista Senior

    Registrado:
    22 Nov 2003
    Mensajes:
    3.762
    Me Gusta:
    1
    Ubicación:
    Cádiz y alrededores
    pues eso en el numero de marzo viene la toma de contacto, pagina y media, no es un gran reportaje, aunque destaca que mejora a su antecesor en todo destacando calidad de realización, equipamiento y seguridad
    Se alude veladamente al debate sobre la estetica exterior, al decir que "es verdad que en el plano estético siempre hay opiniones mas o menos favorables, pero lo que resulta indudable es que con respecto a su antecesor, el nuevo modelo ofrece un mayor empaque y a simple vista su imagen es mas robusta y consistente"
  2. Mithrandir

    Mithrandir Guest

    es cierto lo de que parece mas robusto y, si me lo permitís, a mi me parece mas deportivo.
  3. Manuel

    Manuel Forista Senior

    Registrado:
    29 Mar 2002
    Mensajes:
    3.650
    Me Gusta:
    1
    Ubicación:
    Principado de Asturias
    si señor mas deportivo y mas robusto, otra cosa seria las pruebas de impacto.
  4. malandar

    malandar Forista Senior

    Registrado:
    22 Nov 2003
    Mensajes:
    3.762
    Me Gusta:
    1
    Ubicación:
    Cádiz y alrededores
    DE LYCOS MOTOR
    AL VOLANTE DEL BMW SERIE 3 Más cerca de la perfección 11/03/2005 JUAN DIEGO M. ALCARAZ [​IMG]El Serie 3 llega a su quinta generación y ha crecido en todos los sentidos, salvo en precio, confirmando su hegemonía y exclusividad entre las berlinas de su segmento. De nuevo aporta soluciones innovadoras y se ha superado a sí mismo con evidentes mejoras en motor, chasis, seguridad y confort.


    [​IMG][​IMG] Ver galería de fotos
    [​IMG]


    MADRID .- Hace 30 años que BMW creó el concepto de “berlina deportiva” con su Serie 3 y entonces nada hacía presagiar un éxito tan rotundo, ni que el modelo más pequeño de la marca se convirtiera en una pieza fundamental para las finanzas de BMW en los siguientes años. “Renovamos el corazón de la marca”, así se expresaba Stefan Krause, jefe de producto Serie 3, el día de la presentación de la nueva berlina en España, para definir la importancia que tiene para BMW.

    No cabe duda de que el Serie 3 es pieza clave para alcanzar el éxito comercial, y la marca alemana no ha escatimado esfuerzos ni inversión en el desarrollo de la quinta generación de su caballo de batalla. Ahora es más grande, potente, seguro y, como es habitual, ofrece un sinfín de avances tecnológicos y una lista con más de 90 opciones con las que llegaría a equipararse a un Serie 7. Y todo esto, manteniendo los precios de la anterior generación.

    A la espera de las carrocerías familiar, coupé y cabrio, arranca con un bello cuerpo de berlina de cuatro puertas (de lejos se parece mucho a la Serie 5) y en su estreno en España (se comercializa desde el 10 de marzo), llega con cuatro motores nuevos, tres de gasolina y uno diésel, para los modelos 320i (150 CV), 325i (218 CV), 330i (258 CV) y 320d (163 CV), todos dotados de cajas de cambios manuales de seis marchas (automáticas en opción). Son mecánicas de alto rendimiento de cuatro (320i y 320d) y seis cilindros en línea (325i y 330i) totalmente remozadas, en las que se utilizan materiales ligeros como el magnesio, sistemas de distribución variable continua (Valvetronic) en el caso de los de gasolina y ‘common rail’ de segunda generación en el diésel.

    El nivel de equipamiento de serie ha aumentado con detalles de berlina grande como, por ejemplo, la puesta en marcha del motor pulsando un botón, el control dinámico de estabilidad DSC o las luces de freno de intensidad variable. También introduce como novedad los neumáticos RSC tipo ‘run-flat’, con los que, en caso de pinchazo, es capaz (según el fabricante) de seguir rodando deshinchado, cerca de 250 kilómetros sin superar los 80 km/h, hasta llegar a un taller donde, sin duda, tendrán que poner un neumático nuevo. Con esta solución, BMW elimina definitivamente la rueda de repuesto o el ‘kit’ de reparación visto en otros modelos de la marca, algo que por ahora cuesta asimilar a muchos usuarios, que ven cómo un simple pinchazo puede dejar inmovilizado su Serie 3 en la cuneta. En ciertas circunstancias no será fácil encontrar y sustituir con rapidez un neumático tan especial como el RSC, y el coche terminará sobre una grúa, con el neumático desintegrado, camino del taller.

    Muy buenas sensaciones en el 320i

    En la primera y breve toma de contacto que hemos tenido con el nuevo BMW, en concreto con el 320i, ha quedado algo muy claro: el Serie 3 vuelve a poner el listón muy alto entre las berlinas de su segmento y de nuevo será punto de referencia en el mercado. La estética de la nueva carrocería, que tiene un inconfundible aire de familia con el resto de la gama, anuncia una berlina deportiva, ancha y baja, con lunas inclinadas y un lateral en el que las imponentes llantas de 7x16 pulgadas hacen pensar en un coche de circuitos.

    La imagen interior es continuación de lo que se ve por fuera. El juego de superficies cóncavas y convexas con suaves curvas, que parecen diferentes según el ángulo desde el que se miren, es todo un ejercicio de estilo. El ambiente interior transmite al mismo tiempo sobriedad, calidad y una refinada elegancia; líneas modernas en un selecto, amplio y luminoso habitáculo en el que priman los detalles de confort. BMW ofrece múltiples posibilidades de personalización del interior, a gusto de cada cliente: ni más ni menos que 624 combinaciones posibles eligiendo entre colores de los materiales, texturas de tapicerías y superficies embellecedoras.

    El habitáculo es más grande de lo que parece desde fuera y la amplitud de los asientos es innegable: cuatro verdaderas plazas con amplio espacio para las piernas en las traseras y, cómo no, la plaza central, la del quinto pasajero es ideal para un niño y francamente incómoda para un adulto, que además tiene a sus pies el túnel de la transmisión. Los delanteros, con múltiples regulaciones son grandes y cómodos, aunque los respaldos podrían tener mayor sujeción lateral. Al volante es fácil encontrar una buena postura; todo queda a mano y la información, orientada hacia el puesto de conducción, es muy clara. La palanca de cambios se maneja con precisión, aunque tiene demasiado recorrido longitudinal. Además, los conductores no muy altos se encontrarán con una incomodidad suplementaria al accionar la palanca hacia atrás (para insertar 2ª, 4ª ó 6ª): el codo choca con el reposabrazos central, algo insalvable si no se cambia de marcha con una postura poco natural del brazo, cosa que llega a molestar cuando se hace uso intensivo del cambio en carreteras de montaña.

    Nada más arrancar el motor apretando un botón, se percibe la buena insonorización y filtrado de vibraciones, cosa que se mantiene en marcha hasta que se superan las 4.500 revoluciones por minuto, momento en que el “estudiado” sonido del cuatro cilindros empieza a percibirse con nitidez, sin molestar. Sólo a partir de 160 kilómetros por hora aparecen algunos ruidos aerodinámicos en la parte delantera, que se hacen notar más en la barrera de los 200.

    El motor es una evolución del que montaba el anterior 318i, que ha sido profundamente remodelado para ganar un poco más de potencia, mejorar el par, conseguir en líneas generales un funcionamiento más suave y reducir tanto los consumos como las emisiones de gases nocivos. Con el empleo de los sistemas de regulación variable de las válvulas (Valvetronic) y de los árboles de levas (Bi-Vanos), además del sistema de aspiración (Disa) que varía la longitud del tubo de admisión en función de la carga, se ha conseguido mejorar de manera perceptible el rendimiento de este multiválvula.

    La entrega de potencia es progresiva aunque las sofisticaciones en la alimentación no enmascaran ese típico carácter de los motores de cuatro válvulas por cilindro. En el 320i, el motor da lo mejor de sí y muestra todo su potencial (y dispara el consumo) a partir de las 4.500 vueltas, y hasta el corte de inyección a 6.200. Por debajo de las 4.000, los 150 caballos parecen algo perezosos para empujar la casi tonelada y media que pesa el 320i. Pero esto no quiere decir que no corra; se puede ir muy deprisa, y no hay más que mirar la velocidad de paso por curva que es capaz de ofrecer ese chasis… como veremos más adelante.

    Los desarrollos del cambio aprovechan bien la potencia del motor en las cuatro primeras marchas, pero en quinta, y especialmente en sexta, no hubieran venido mal desarrollos más cortos que favorecieran las recuperaciones. Le cuesta alcanzar la velocidad máxima (220 km/h) en recta, y en las cuestas y en aceleraciones desde medio régimen en sexta es cuando más se pone en evidencia esa poca capacidad de respuesta.

    Probablemente, el mejor apartado del Serie 3 está en el chasis. Mejorando lo mejor de la anterior generación, el salto cualitativo es palpable y no hay que rodar mucho para descubrir una nueva dimensión en lo que a comportamiento se refiere. El perfecto equilibrio entre agilidad, efectividad y confort es sorprendente. Ya sea en autopista o carretera de montaña, el impecable trabajo de las elaboradas suspensiones y sistemas electrónicos de seguridad y ayuda dinámica permiten un ritmo de marcha muy fuerte, transmitiendo siempre una gran sensación de seguridad y aplomo. Se sujeta como una lapa y nos hace ir mucho más deprisa de lo que parece: no hay más que mirar el velocímetro para darse cuenta de ello.

    En resumen, a la espera de una prueba a fondo, la primera impresión de la nueva generación del Serie 3 es más que favorable. Salvo pequeños detalles, el altísimo nivel de esta berlina en todos los aspectos es difícil de superar. Es un automóvil de última generación fabricado con las mejores tecnologías desarrolladas hasta el momento y, aunque no es barato, BMW ha tenido el detalle de mantener los precios de la anterior generación en los modelos equivalentes del nuevo Serie 3 y amplía su fastuoso catálogo de opciones hasta 90 accesorios para todos los gustos.

    Ficha técnica

    Lanzamiento: Ya está a la venta
    Motores: De cuatro y seis cilindros, gasolina y diésel
    Potencias: Desde 150 hasta 258 caballos
    Cambios: Manuales y automáticos de seis marchas
    Transmisión: Tracción trasera
    Prestaciones: Desde 220 hasta 250 kilómetros por hora
    Consumos: Desde 5,7 hasta 8,7 litros cada 100 kilómetros
    Seguridad: Seis airbag (dobles frontales, laterales y tubo-cortina para cabeza delante y detrás). DSC (control dinámico de estabilidad). ABS con CBC (control de frenado en curvas). ASC (control antipatinamiento). Neumáticos RSC
    Precios: 320i, 31.300 euros. 325i, 36.100 euros. 330i, 39.900 euros. 320d, 32.800 euros.
  5. Falcongp

    Falcongp Guest

    Pues no hablan nada mal del 320i..
  6. tibicen

    tibicen Forista

    Registrado:
    23 Ene 2005
    Mensajes:
    1.126
    Me Gusta:
    0
    Ubicación:
    cadiz
    seguro que era un primo del bangle ese
  7. malandar

    malandar Forista Senior

    Registrado:
    22 Nov 2003
    Mensajes:
    3.762
    Me Gusta:
    1
    Ubicación:
    Cádiz y alrededores

Compartir esta página