Fabricantes automóviles Japoneses deberán fabricar n otros países para ser competitiv

Tema en 'Foro General BMW' iniciado por Gavira, 21 Oct 2005.

  1. Gavira

    Gavira Tr3s españoles, cu4tro opiniones. Miembro del Club

    Registrado:
    28 May 2004
    Mensajes:
    70.053
    Me Gusta:
    27.005
    Ubicación:
    (MA) Puerto Banús
    Modelo:
    GaviRAV4 177hp
    [FONT=Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif]Los fabricantes de automóviles Japoneses deberán fabricar en otros países para ser competitivos [/FONT]

    Itaru Koeda, presidente de la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Japón declaró en la feria de Tokio que los fabricantes de automóviles japoneses deberán seguir llevando sus fabricas a países donde la mano de obra sea barata.


    El comentario de Koeda, durante la Exposición de Autos de Tokio, toca una de las cuestiones más controversiales que enfrenta la industria japonesa: cómo seguir cumpliendo con las responsabilidades tradicionales de las compañías con sus trabajadores y al mismo tiempo mantener la eficiencia en costos.

    Los trabajadores nipones son mucho más costosos que los de países en desarrollo como China, Tailandia y Europa oriental. Y aunque los fabricantes japoneses han ampliado su capacidad en ultramar de manera agresiva, la mayoría de sus autos siguen siendo fabricados en Japón.

    La posibilidad de que armadoras como Toyota, Nissan y Honda se deshagan de trabajadores japoneses y contraten chinos, preocupa a las empresas y aterra a los políticos.

    Directa o indirectamente, la industria automotriz nipona emplea a 4.91 millones de personas, 8.2% de la fuerza laboral. En Japón, los grandes manufactureros tradicionalmente han sentido una responsabilidad hacia sus trabajadores que los diferencia de sus pares en EU o Europa, y la idea de que una empresa redituable despida trabajadores sigue siendo considerada profundamente “antijaponesa”.

    Recortes laborales recientes en las armadoras han sido aceptados por los sindicatos y los trabajadores porque las compañías sufrían problemas, pero ahora que ven ganancias récord cualquier reestructuración futura es más difícil de explicar.

    Koeda no vaticina una campaña de traslado de empleos masiva y sugiere mantener una capacidad de producción mínima de 10 millones de unidades anuales -cerca de los niveles actuales—, para que, en caso de disminución de empleos, garantizar que no sea demasiado grave.

Compartir esta página