Guerra de precios en los seguros de automovil.

Tema en 'Foro General BMW' iniciado por CAMIRA, 3 May 2007.

  1. CAMIRA

    CAMIRA Forista Senior Miembro del Club

    Registrado:
    24 Jun 2004
    Mensajes:
    4.514
    Me Gusta:
    1
    Ubicación:
    Madrid
    Esto no se si sera practica habitual o no, pero que cada uno arrima el ascua a su sardina, si. Al final, como siempre, el que paga el pato somos los mismos.

    SEGÚN LOS TALLERES

    El automovilista paga los platos rotos de la guerra del seguro

    Denuncian la indefensión de conductores y centros de reparación frente a las aseguradoras. Hay empresas que obligan a hacer arreglos que comprometen la fiabilidad del vehículo.

    FERNANDO I. LIZUNDIA

    MADRID.-«Los usuarios se encuentran en una situación de absoluta indefensión frente a las aseguradoras, que les están haciendo pagar la factura de la guerra de precios que se libra en el sector», denuncia Armando Higueras, secretario general de la Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles (Cetraa).Esta situación ha sido denunciada en numerosas ocasiones por las diversas asociaciones del mundo de la venta y de la reparación del automóvil, como Ganvam (venta y reparación), Faconauto (concesionarios), Cetraa o Conepa (empresarios de la automoción), que representan a un total de 50.000 empresas, con 210.000 empleados.



    Higueras afirma que las aseguradoras intentan por todos los medios rebajar las facturas de las reparaciones de los vehículos a través de tres vías.
    "Por una parte, pagan la hora de trabajo de un 20% a un 25% por debajo de los precios de mercado, un sobrecoste que debe ser asumido por los talleres", asegura Higueras.
    "Por otro lado, intentan que se sustituyan las piezas dañadas por otras más baratas. En algunos casos esto es posible, ya que la misma compañía que provee piezas a los fabricantes de coches, las comercializa bajo su propia marca, pero a precios inferiores", agrega el secretario general de Cetraa.
    Sin embargo, denuncia Higueras, "hay casos en los que las compañías de seguros obligan a los talleres a montar piezas no homologadas por el fabricante del vehículo, sino simplemente certificadas por empresas próximas a las aseguradoras".
    Las fuentes consultadas por este periódico aseguran que, dependiendo de qué pieza se trate, esta práctica puede mermar la seguridad del vehículo afectado. Higueras agrega que la tercera vía para recortar los costes de las reparaciones es "olvidar algunas operaciones necesarias para la reparación, como no desmontar una pieza, que permitiría un arreglo total del desperfecto y que así sólo queda maquillado".
    La pregunta es obvia, ¿no pueden oponerse los talleres a este tipo de prácticas? La respuesta es que los talleres intentan evitarlo, puesto que en caso de que surjan problemas serán ellos los responsables. Pero hay compañías que insisten en ello y, al final, son ellas las que pagan.
    Además, a las aseguradoras siempre les queda el recurso de agotar los plazos para enviar a los peritos, que la ley ha establecido en 40 días. El taller se ve entonces presionado por la compañía se seguros y por el cliente, que quiere que la reparación se haga lo antes posible, para recuperar su vehículo.
    La cuestión de los peritos es otra de las patatas calientes en las relaciones entre compañías de seguros y talleres. "Deberían ser agentes independientes, que evaluasen los daños de forma imparcial, sin beneficiar a ninguna de las partes. La realidad es que son autónomos dependientes, ya que en la mayoría de los casos más del 75% de su facturación la generan estas compañías. Esto supone que no pueden ser imparciales", señala el representante de Cetraa.
    La letra pequeña
    "El resultado es que el pagano es el usuario, como hay discrepancias la reparación se retrasa y el cliente se queda sin su coche", aclara Higueras, antes de agregar que "a veces el cliente se ve forzado a cubrir los costes de su bolsillo para tratar luego de cobrárselo a la compañía de seguros".
    "Y es entonces cuando se topan con la letra pequeña de los contratos, en la que se establecen excepciones y limitaciones. No sólo la letra pequeña está prohibida por ley, sino también esas cláusulas limitativas", explica el secretario general de Cetraa.
    Pero desde esta organización también se denuncia que "no hay ningún organismo que defienda al usuario de las aseguradoras. La Dirección General de Seguros remite a los reclamantes a los departamentos de defensa del cliente de las propias aseguradoras".
    "Estas compañías son como el sindicato vertical franquista, arte y parte. Además son ellas las que se quedan con el beneficio, mientras los talleres se arruinan y el cliente sufre las consecuencias".

    Fuente: elmundo.es
  2. Langueto

    Langueto Guest

    Cuando el responsable es el seguro del contrario, yo el coche lo llevo al concecionario y se repara según las indicaciones de la marca, por muy perito que sea el que vaya a inspeccionar el coche.
  3. blaki

    blaki Capullo Leader Miembro del Club

    Registrado:
    22 Ene 2007
    Mensajes:
    43.728
    Me Gusta:
    9.267
    Ubicación:
    Curva de Gauss
    Modelo:
    340 DIESEL
    pero al final el dinero lo ponemos nosotros
  4. joliver

    joliver Forista Legendario

    Registrado:
    3 May 2004
    Mensajes:
    12.173
    Me Gusta:
    725
    Ubicación:
    Barcelona
    Modelo:
    330CI Cabrio M
    Igualmente lo ponemos, la cosa está en quien se lo queda, ¿la aseguradora? ¿el perito? ¿el taller? .... creo que quien debiera quedarselo seria el unico que no se lo queda....
  5. PinkPanther

    PinkPanther Forista

    Registrado:
    25 Ago 2004
    Mensajes:
    2.427
    Me Gusta:
    0
    Ubicación:
    Barcelona
    Al final el que acaba pringando, como siempre, es el cliente (de la aseguradora y del taller). Si es cierto el artículo, me parece muy grave. No obstante, algunos talleres son para darle de comer a parte porque este tipo de prácticas las he visto siempre, especialmente en las reparaciones de chapa. Las has de mirar con lupa porque si no intentan colártela. Hace ya algunos años, me dieron un golpe por detrás en un Ford Escort de color blanco. Lo llevo al taller a reparar y al recogerlo observo que no habían pintado el paragolpes, simplemente lo habían pulido (aunque en la factura que firmé estaba incluido). Cuando se lo digo al jefe del taller la respuesta fue: "No lo hemos pintado para mantener el color original" a lo que contesté: "¿Es que me lo iban a pintar de rojo?" Naturalmente acabaron pintándolo, pero si no me fijo me la clavan.
    Conclusión: a revisar con lupa cualquier reparación que se le haga al coche y a la mínima sospecha reclamación.

    Saludos
  6. 320TD_MKONZEPT

    320TD_MKONZEPT Forista Senior

    Registrado:
    9 Dic 2006
    Mensajes:
    4.629
    Me Gusta:
    130
    Ubicación:
    Barcelona
    Una verdad como una casa, siempre salimos perjudicados los que pagamos. porka miseria
  7. er_nene

    er_nene En Practicas

    Registrado:
    25 Feb 2007
    Mensajes:
    222
    Me Gusta:
    0
    Ubicación:
    jaen
    yo tengo un colega chapista y es de los que desmonta la pieza con golpe la endereza a partillazos hasta que recupera su forma y luego las pocas imperfecciones que quedan las repasa con la masilla, a mi excuñado le dieron un golpe y le hecharon un plaston de massilla como de 2 cm y claro al tiempo se requebrajo... compañia? perito? chapuzas? al final el que repinto la aleta fue mi chuñado con su dinero
  8. joliver

    joliver Forista Legendario

    Registrado:
    3 May 2004
    Mensajes:
    12.173
    Me Gusta:
    725
    Ubicación:
    Barcelona
    Modelo:
    330CI Cabrio M
    En muchisimos casos, no es así, pero no por nada, sino porque no les sale a cuenta, cuenta que una aleta, te puede costar de 50 a 120€, a nada que te tires un par de horas para enderezarla y ponerle masilla, ya te sale más a cuenta cambiarla por una nueva....

    Lo de la masilla si que tiene delito, eso es para ir y ponerle la cara roja a quien se lo hizo.

Compartir esta página