Los grupos europeos de distribución de coches se posicionan en España

Tema en 'Foro General BMW' iniciado por Gavira, 20 Feb 2006.

  1. Gavira

    Gavira Tr3s españoles, cu4tro opiniones. Miembro del Club

    Registrado:
    28 May 2004
    Mensajes:
    69.983
    Me Gusta:
    26.843
    Ubicación:
    (MA) Puerto Banús
    Modelo:
    GaviRAV4 177hp
    Los grupos europeos de distribución de coches se posicionan en España

    El portugués Salvador Caetano ha adquirido el grupo gallego Fernández Alvariño, mientras el británico Inchcape y el holandés Kroymans exploran el mercado en busca de oportunidades de compra.

    MADRID. Los principales grupos de distribución de automóviles de Europa han empezado a tomar posiciones de control en el mercado español, al calor del Reglamento de Distribución aprobado por la Comisión Europea en 2002, que entre otros aspectos regula la compraventa de concesionarios, la comercialización simultánea de distintas marcas y la deslocalización geográfica.

    Entre los grupos extranjeros que han desembarcado figura el portugués Salvador Caetano, que ha tomado la mayoría del gallego Fernández Alvariño y comprado un concesionario de BMW en Madrid y otro de Mercedes en Málaga. Estas adquisiciones no serán las últimas porque sigue sondeando otras oportunidades de negocio en el territorio nacional que se ajusten a sus necesidades de crecimiento.

    Otros grupos como el británico Inchcape también está analizando posibles opciones de compra de concesionarios situados preferentemente en grandes núcleos de población como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla. En la misma situación se encuentra el grupo multimarca holandés Kroymans.

    La llegada de estos grandes grupos europeos y la expansión fuera de sus áreas de influencia de las empresas españolas para comercializar nuevas marcas, ha propiciado que el sector se encuentre inmerso en un proceso de concentración muy dinámico, impulsado por la buena marcha de las ventas de turismos (tanto nuevos como usados) y en gran medida por la alta rentabilidad que garantizan los concesionarios gracias a la financiación, la comercialización de vehículos de ocasión y los servicios postventa (recambios, talleres, etc).

    La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) destaca las desorbitadas sumas que se están abonando para adquirir o participar en una nueva concesión. Los motivos que explican este movimiento de capitales son múltiples y variados.

    En primer término los locales comerciales -el activo que concentra más valor-, suelen estar situados en zonas estratégicas y tienen una dimensión media de 15.000 metros cuadrados. De igual forma el nivel de endeudamiento que pueden alcanzar los propietarios del negocio es muy alto debido, entre otras causas, a que el automóvil es un producto seguro y con un ciclo comercial muy delimitado en términos de valoración inicial y depreciación. Tanto es así que tras los créditos hipotecarios los préstamos otorgados a los concesionarios son considerados como las más seguros por parte de los bancos. La razón es sencilla: a cambio de prestar su dinero la entidad financiera toma en concepto de garantía la documentación del automóvil.

    Elevado flujo de caja

    El conjunto de estas especifidades proporciona al negocio un flujo de caja elevado, al punto de que los precios de compraventa de concesionarios se calculan tomando como referencia el margen bruto de explotación previsto para un periodo de entre 7 y 10 años.

    Según estimaciones de Faconauto, la venta de coches nuevos genera el 61,63% de la facturación y sólo el 10% de los beneficios, debido al reducido margen de rentabilidad anual (cerca del 1%) que alcanzan los concesionarios con esta actividad. Por el contrario, la comercialización de vehículos de ocasión representa el 9,23% de la facturación y el 20% de las ganancias, mientras que el negocio de recambios y talleres aporta el 26% de las ventas y el 40% de los beneficios.

    El proceso de concentración sectorial, que no afecta directamente a las pymes, se produce en un contexto marcado por la caída de los márgenes de las marcas generalistas y la contracción de algunas redes de ventas. Los datos de la patronal confirman que compañías automovilísticas como Alfa Romeo, Audi, Citroën, Ford, Fiat, Nissan, Seat o Volkswagen han visto como su redes de concesionarios y de agencias se reducían a lo largo del pasado ejercicio. Por contra, las redes de distribución de los fabricantes japoneses y coreanos siguieron la senda opuesta e incrementaron sus puntos de venta.

Compartir esta página