Nuevo reglamento para la Formula 1 del futuro

Tema en 'Foro BMW F1/Racing/Competición' iniciado por blaki, 28 Jun 2007.

  1. blaki

    blaki Capullo Leader Miembro del Club

    Registrado:
    22 Ene 2007
    Mensajes:
    43.743
    Me Gusta:
    9.276
    Ubicación:
    Curva de Gauss
    Modelo:
    340 DIESEL
    El Consejo Mundial del Deporte del Motor se reunió ayer, 27 de junio de 2007, para tomar algunas decisiones respecto al futuro de la Fórmula Uno y tanto la técnica, como el código deportivo, estuvieron sobre la mesa.​
    En lo referente al estatus actual, así como del futuro de las proposiciones del FIA Formula One World Championship para el 2011, son multitud de interesantes novedades las que encontramos en el borrador del nuevo reglamento. Dichas proposiciones incluyen:
    Eficiencia del motor: Se pretende limitar la potencia del motor, imponiendo una cantidad máxima de consumo de energía. Sin embargo, habrá algunas novedades en el ciclo de vida de los motores, como en la recuperación de energía. En este aspecto se piensa que puede haber una mejora de alrededor del 20% de rendimiento térmico. La recuperación de energía se produciría en las frenadas, y se repartiría a ambos ejes, tanto delantero como trasero, cuando se comienza la aceleración. La cantidad de energía recuperada para cada eje será limitada en criterio de seguridad según las características del circuito.
    Penetración: Se permitirá movimiento en elementos aerodinámicos, lo que reducirá el drag (resistencia al avance) en más del 50% y permitirá una reducción de al menos el 40% de la energía que se utiliza para mantener la velocidad.
    Combustible: La cantidad de combustible que será utilizado por un equipo en un Gran Premio será totalmente regulada. Se intentará reducir el CO2 emitido actualmente, al introducir una variedad de gasolina derivada del bio-combustible que cumpla con todas las legitimidades actuales.
    Adelantamientos: Los monoplazas actuales tienen muy complicado el adelantamiento porque se ven muy afectados por las turbulencias del monoplaza que va delante. Esto se intentará cambiar en base a nuevas reglamentaciones aerodinámicas.
    Costes: se está trabajando en un proyecto para reducir costes y este comprende artículos como la estandarización de los componentes, homologación de componentes y ensamblaje, restricción del empleo de algunos materiales, alargar la vida de las piezas, reducción del número del personal empleado en las carreras, controlar el uso de elementos como los túneles de viento.
    Las estimaciones óptimas que se tratan en el nuevo reglamento son: Utilizar un motor de 1.3-1.5 litros y 4 cilindros. No utilizar ningún tipo de límite de revoluciones, una tasa de energía capaz de generar 300Kw, incluyendo la energía recuperada, que se estima entre 200Kw en ambos ejes. Recuperación de entre 400 y 600 kJ de energía por línea. Utilización de un bio-combustible de acuerdo a la legalidad vigente. Nuevas proposiciones de la FIA en tanto a aerodinámica. Reducción del 50% del downforce actual, ajustándose automáticamente cuando un monoplaza va delante. Mantener los tiempos por vuelta y las velocidades máximas conforme al 2009. Reducción del 50% de consumo de combustible.
    Todas estas nuevas normativas serán desarrolladas en mayor detalle y aceptadas en colaboración de equipos y constructores. Sin lugar a dudas, la F1 pretende cambiar, con lo que ello conlleva. Los más asustadizos se echarán las manos a la cabeza, los más progresistas y aventureros las recibirá con buenas esperanzas, pero algo va a cambiar en la F1 y parece ser que nadie va a poder frenar eso.
    Lo más complicado, poner a todo el mundo de acuerdo, y es que cuando el cambio afecta a tal cantidad de parámetros, es muy probable que no todos estén conformes y equipos, pilotos, constructores y administración pueden chocar en algunos aspectos, y en este caso, parece que nos acercamos más a una nueva Fórmula Uno que a una actualización del reglamento actual.
    M

Compartir esta página