Ultimas noticias sobre el caso de espionaje

Tema en 'Foro BMW F1/Racing/Competición' iniciado por blaki, 12 Jul 2007.

  1. blaki

    blaki Capullo Leader Miembro del Club

    Registrado:
    22 Ene 2007
    Mensajes:
    43.730
    Me Gusta:
    9.268
    Ubicación:
    Curva de Gauss
    Modelo:
    340 DIESEL
    El jefe de diseño del equipo McLaren de Fórmula Uno, Mike Coughlan, "se comportó de manera vergonzosa" al copiar y conservar documentación técnica de Ferrari, consideró el martes el abogado del equipo italiano en una audiencia ante un alto tribunal londinense. El hecho se sometió a una audiencia para resolver los asuntos preliminares de la demanda presentada por Ferrari contra Coughlan, quien fue suspendido por el equipo McLaren, y su esposa Trudy.
    No se dieron detalles acerca de cómo cree Ferrari que Coughlan se apoderó de la documentación, centro de un escándalo por "espionaje", que sacudió a la máxima categoría del automovilismo mundial durante la semana pasada.
    "Su conducta al tomar estos documentos, sabiendo que no tenían derecho a hacerlo, copiarlos y conservarlos, es desde todo punto de vista un comportamiento vergonzoso", expresó el abogado de Ferrari Nigel Tozzi al juez John Briggs.
    En declaraciones posteriores, el portavoz de la escudería de Maranello Duncan Aldred explicó que el caso se centra en dos discos duros que, se cree, contienen un total de 780 páginas de información técnica de Ferrari.
    Aldred añadió que Ferrari no se sintió satisfecha con la explicación que dio Coughlan sobre cómo llegó la documentación a sus manos por la "discrepancia de fechas" entre el momento en que Coughlan dijo haber obtenido la documentación y los registros del comercio donde se realizaron las fotocopias. El portavoz dijo que Ferrari también solicitó acceso a un ordenador que fue utilizado por Coughlan, aunque aclaró que no se identificaría a su propietario.
    Tozzi alegó que Coughlan debe pagar el más alto nivel de "indemnización" posible, tras una confiscación realizada en su casa a instancias de Ferrari en la que se registraron los discos duros de su ordenador y se incautaron todos los documentos.
    Sin embargo, el juez consideró que los Coughlan "se comportaron de manera altamente cooperativa y productiva" durante la incautación y que en el caso de que deban pagar algo será de un nivel normal.


    McLaren, cuyo jefe proyectista Mike Coughlan aceptó declarar finalmente ante la justicia británica, agravó su posición luego de que un segundo empleado de su escudería, Jonathan Neal, quedó también implicado en el escandaloso caso de espionaje en contra de Ferrari. Según el informe, el manager se pudo haber enterado del espionaje hecho por Nigel Stepney, ex técnico de Ferrari, en beneficio de Mike Coughlan. “Le pedimos a Coughlan que explique con todo detalle el tiempo y la forma de las conversaciones que tuvo con Neale”, precisó Luca Colajanni, director de comunicación de Ferrari.
    Neal, coordinador de ingenieros de McLaren, sabía que Coughlan tenía en su poder 780 páginas de documentos técnicos reservados sobre la Ferrari F2007, aunque su rol en la causa aún no se ha precisado, admitieron fuentes de la Fórmula 1.
    Coughlan, en tanto, retiró sus apelaciones y entregó hoy a la Alta Corte de Londres, su memoria defensiva sobre su eventual responsabilidad, para lo cual Ferrari anuló su petición de que esa posición sea trasladada a los tribunales de Módena, donde entabló una denuncia por espionaje. El acuerdo fue alcanzado por las partes ante el juez Michael Briggs.
    Ferrari había denunciado en Módena a su ex técnico Nigel Stepney por el robo de documentos sobre el modelo F2007 de Ferrari, supuestamente entregados a Coughlan, en un escándalo inédito en la categoría máxima del automovilismo, que podría derivar en graves sanciones para McLaren si se determina su efectiva participación en los hechos.
    McLaren, cuyos pilotos Lewis Hamilton y Fernando Alonso lideran el Mundial de Fórmula Uno, se convirtió en el gran rival de Ferrari en el campeonato de 2007, pero el resultado final podría cobrar una pesada incertidumbre a raíz de esta causa.

    La vista judicial en el caso de Ferrari contra Mike Coughlan, el técnico de McLaren acusado de espionaje, fue cancelada el miércoles después de que el imputado accediera a desvelar bajo juramento al equipo Ferrari cómo adquirió los documentos secretos, según informa la prensa británica. Coughlan, que la semana pasada fue suspendido de funciones por la escudería anglo-alemana, accedió a contestar bajo juramento a las preguntas de la 'scuderia'.
    Ferrari inició su acción judicial contra el ingeniero y su mujer, Trudy Coughlan, quienes presuntamente se hicieron con un documento de 780 páginas que fotocopiaron en una tienda cerca de Woking, donde se encuentra la sede de la escudería británica.
    La prensa inglesa contaba que fue un empleado de la tienda de fotocopias quien dio el aviso a Ferrari cuando comprobó que los documentos eran confidenciales, según confirmó el abogado de Ferrari.
    Presuntamente, Coughlan tenía relación con el ingeniero de Ferrari Nigel Stepney. De hecho, existen sospechas de que Stepney pasó la información secreta a Coughlan, una acusación que el ex mecánico de Ferrari negó rotundamente. Pero a pesar de la negación de Stepney, Ferrari consiguió una orden de registro y encontró documentos comprometidos en casa de Coughland, así como ordenadores que están siendo examinados por expertos.
    Ferrari proseguirá con medidas judiciales y la declaración de Coughlan podría ser utilizada en el procedimiento judicial contra Stepney en Italia

Compartir esta página