Volkswagen va a despedir 20.000 trabajadores en 3 años

Tema en 'Foro General BMW' iniciado por Gavira, 12 Feb 2006.

  1. Gavira

    Gavira Tr3s españoles, cu4tro opiniones. Miembro del Club

    Registrado:
    28 May 2004
    Mensajes:
    69.978
    Me Gusta:
    26.826
    Ubicación:
    (MA) Puerto Banús
    Modelo:
    GaviRAV4 177hp
    :-s

    Volkswagen recortará 20.000 empleos en los próximos tres años para reducir sus costes




    Los problemas identificados son la desventaja en el ámbito internacional, las pérdidas de las plantas alemanas y la baja rentabilidad de algunas factorías de componentes.

    Volkswagen, el primer grupo automovilístico europeo, que incluye las marcas Seat, Audi, Skoda, Bentley, Bugatti, Lamborghini y Volkswagen Vehículos Comerciales, confirmó ayer que pondrá en marcha un plan de reestructuración «de profundo alcance», que afectará hasta 20.000 trabajadores en los próximos tres años. Según informó la empresa, estas medidas alcanzarán a los trabajadores de la división de turismos de la marca Volkswagen y a los empleos que están indirectamente relacionados con esta división.

    El centro de este plan, anunciado ayer al consejo de supervisión del grupo, será la remodelación de las fábricas de componentes, el ajuste de los costes laborales para hacerlos más competitivos y la ocupación total de las plantas de producción mediante un ajuste de la capacidad. Además, la empresa dio a conocer sus resultados provisionales de 2005, que reflejan un incremento de los beneficios netos del 60,7% respecto a 2004, hasta los 1.120 millones de euros (1.340 millones de dólares), informa Efe.

    Pocas garantías exportadoras

    Pese a esta subida, «la marca Volkswagen se sitúa sólo un poco por encima de la línea del cero», precisó el presidente del grupo, Bernd Pischetsrieder, quien agregó que la capacidad de exportación de las fábricas alemanas de Volkswagen «no ofrece garantía». Para Pischetsrieder, los problemas de la marca Volkswagen se deben combatir «de forma consecuente y rápida» para asegurar el futuro a largo plazo del consorcio.

    Pischetsrieder reconoció que la compañía sigue registrando «pérdidas significativas» en las exportaciones de automóviles que realiza desde Alemania hacia Estados Unidos. «Debemos actuar rápidamente y con determinación para eliminar los problemas que afrontamos, con el fin de garantizar un futuro a largo plazo para el grupo», añadió. «Nuestro programa de reestructuración se centra precisamente en los problemas clave que hemos identificado, y se requiere una acción rápida y determinante en estas áreas», añadió el máximo responsable de la multinacional alemana.

    La compañía matizó que aún no ha establecido cómo alcanzará la mejora de la estructura y de la productividad, aunque puntualizó que la presidencia desea ceñirse al convenio colectivo de noviembre de 2004. A su juicio, el objetivo de Volkswagen es asegurar la competitividad y los puestos de trabajo, lo que «no es posible en las condiciones actuales», y por eso negociará con el comité de empresa y el sindicato IG Metall «la mejor manera de alcanzar esta meta».

    La empresa confirmaba así las informaciones aparecidas en la prensa alemana, que reflejaban que Pischetsrieder presentaría ayer un «detallado plan de saneamiento» que afectaría a la plantilla e incluiría también la venta de plantas de fabricación de componentes.

    Por otro lado, los resultados provisionales del grupo adelantados ayer mostraron que sus beneficios operativos, descontados los efectos extraordinarios, subieron un 58,3% en 2005, hasta los 2.792 millones de euros (3.342 millones de dólares). Además, la facturación creció un 7% y alcanzó los 95.268 millones de euros (114.036 millones de dólares).

    Volkswagen, que superó con estas cifras las expectativas de los analistas, dijo que el volumen de negocio del grupo crecerá en 2006 «ligeramente por encima» del resultado de 2005, impulsado por el programa de reducción de costes «ForMotion», por las medidas para el recorte de costes de material y la mejora de los procesos de montaje.

    Además, la empresa dijo que espera alcanzar hasta 2008 unos beneficios antes de impuestos de 5.100 millones de euros. En 2005, esta partida ascendió hasta 1.722 millones de euros.

    Silencio en Navarra

    El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, coincidió ayer en el consejo de administración de Caja Navarra con el director general de Volkswagen Navarra, el cual no le comentó nada sobre la supresión de 20.000 empleos por parte del grupo, ni sobre si esta medida afectará a la planta que el fabricante alemán tienen en Landaben. El reciente expediente de regulación de empleo pactado en Seat puede ayudar a que la planta navarra sea respetada, según algunas fuentes.

    Las acciones de los grupos Volkswagen y Renault experimentaron ayer fuertes subidas bursátiles, después de que el grupo alemán anunciara la masiva reestructuración laboral, y de que la compañía francesa presentara el pasado jueves su plan estratégico hasta 2009, que no contempla despidos inicialmente.

    Los títulos de Volkswagen experimentaron una subida del 9,44% en la Bolsa de Frankfurt, hasta cerrar la sesión en 55,40 euros, después de haber marcado un máximo de 55,89 euros y un mínimo de 50,72 euros a lo largo de la jornada. Por su parte, las acciones de Renault registraron una progresión del 4,25% en la Bolsa de París, y el próximo lunes iniciarán la negociación en 79,76 euros, tras marcar en la sesión un máximo de 79,95 euros y un mínimo 76,30 euros.

Compartir esta página