Fiabilidad de BMW y de otras

Tema en 'Foro General BMW' iniciado por Miguel Bois, 9 Ene 2006.

  1. Miguel Bois

    Miguel Bois Forista

    Registrado:
    22 Oct 2002
    Mensajes:
    759
    Me Gusta:
    0
    Ubicación:
    en la luna
    Ford y Toyota, únicas marcas que en 2005 vieron aumentar las llamadas a revisión
    Ambos fabricantes tuvieron que reparar el año pasado un millón más de vehículos que en 2004
    EL MUNDO - Pág. : 39 vie, 06/01/2006 - Autor: FERNANDO I. LIZUNDIA
    MADRID.- Ford Motor y, por primera vez también la japonesa Toyota, encabezan la lista de las marcas que peor hicieron sus deberes en 2005, según se desprende del informe de la Administración Nacional para la Seguridad del Tráfico Rodado (NHTSA) sobre las llamadas a revisión de vehículos por defectos que afectan a la seguridad o que podrían hacerlo de no ser corregidos.
    El estudio muestra que salvo los dos constructores citados -que tuvieron que reparar seis y 2,2 millones de vehículos respectivamente, en ambos casos un millón más que el año anterior-, los demás fabricantes se aplicaron y redujeron el número de llamadas a revisión obligatoria por razones de seguridad.
    Uno de los casos más significativos es el de General Motors, que en 2004 llamó a revisión a 10 millones de vehículos, mientras que el año pasado este número cayó a la mitad y justo rebasó los cinco millones, según informaba ayer el diario Detroit Free Press.
    Pronto y bueno
    DaimlerChrysler, el más pequeño de los Tres Grandes, obtuvo mejores resultados, ya que tan sólo tuvo que llamar a revisión 765.777 vehículos. Un auténtico logro si se tiene en cuenta que durante años la compañía de Auburn Hills practicó la máxima «es mejor pronto que bueno».
    Dieter Zetsche, que desde enero de este año es presidente de DaimlerChrysler en sustitución de Jürgen Schrempp, ha conseguido que Chrysler mantenga su carácter innovador y que, además, sus vehículos sean fiables.
    El y sus colaboradores han conseguido enderezar el rumbo del Grupo Chrysler -que engloba a la propia Chrysler, a Dodge y a Jeep- y convertirlo en el socio más saneado de la troika estadounidense del automóvil. Pero también han conseguido que sus coches sigan ilusionando a los automovilistas norteamericanos con vehículos como los Chrysler 300 y Crossfire, el Dodge Challenger o el Jeep Hurricane.
    Frente a esto, tanto Ford como Toyota llamaron a revisión en 2005 un millón de coches más cada uno. En el caso del fabricante japonés su presidente, Katsuaki Watanabe, pidió perdón a todos los clientes de la marca y aseguraba: «Tomaremos las medidas necesarias para que fallos como éste [se refería a una llamada a revisión de 1,21 millones de vehículos] no vuelvan a producirse».
    Sin embargo, no parece que esto vaya a ser tan simple como un mero llamamiento a los empleados para que sean buenos chicos y se apliquen más en su trabajo. Los analistas del sector opinan que la marca de Aichi es víctima de su propio éxito.
    Los esfuerzos por atender una creciente demanda con unos medios de producción trabajando al límite de su capacidad puede derivar con suma facilidad en problemas de calidad. Y así parece haber sucedido con 2,2 millones de vehículos que presentaban problemas de calidad. Esto, que podría ser un incómodo contratiempo para otra marca, es un drama para Toyota, cuyo éxito se cimenta, precisamente, en la calidad de los vehículos y en la complicidad entre marca y cliente.
    Curiosamente, Lexus la división de lujo del grupo japonés, no tuvo durante 2005 ninguna llamada a revisión por parte del NHTSA.
    Récord de Lexus
    De hecho, la compañía repitió el año pasado, por undécima ocasión consecutiva, el logro de ser la marca con menos problemas de todas las vendidas en Estados Unidos, un récord sin parangón, lo que coloca a la marca por delante de Porsche y de Lincoln, la marca de lujo del grupo Ford.
    En el informe de la Administración Nacional para la Seguridad del Tráfico Rodado, por detrás de Ford, General Motors, Toyota y DaimlerChrysler figuran Honda, Nissan y Kia.
    Entre las marcas de lujo, la primera es Mercedes-Benz, que figura en octavo lugar de la tabla, con 341.956 vehículos, precediendo a Hyundai, Saab, Mazda y Volkswagen.
    Los fabricantes de todoterrenos Suzuki y Land Rover les siguen en la tabla, por delante de Volvo, que tan sólo tuvo una llamada a revisión, que afectó a algo más de 10.000 vehículos. Lotus, BMW, Jaguar y Maserati se sitúan en los puestos 17, 18, 19 y 20 de la tabla, con unas pocas unidades llamadas a revisión.
    La lista la cierran la marca estadounidense Saleen y la italiana Ferrari, ambas con 300 coches rectificados. Muy lejos, con tan sólo 167 unidades revisadas aparecen Bentley y Aston Martin.

Compartir esta página