Grandes imprudentes de hoy ¡y del mañana!

Tema en 'Foro General BMW' iniciado por xiz43, 24 Jul 2007.

  1. xiz43

    xiz43 Forista

    Registrado:
    4 Feb 2007
    Mensajes:
    1.157
    Me Gusta:
    2
    Ubicación:
    madrid
    08 julio 2007


    Via: Motorpasión


    :realmad::realmad::mad::mad::Randy-git:


    [​IMG]





    Comenzamos un pequeño repaso a las mayores cafradas automovilísticas de la semana con un motorista catalán que en su juventud debió disfrutar mucho con Mad Max y su héroe Cortauñas. El lunes fue detenido Francisco A.C. en L’Hospitalet de l’Infant (Tarragona), por que había sido un chico muy muy malo.
    En los últimos días, se saltó 3 controles de los Mossos d’Esquadra conduciendo de forma temeraria, y además se estaba saltando una condena sin conducir hasta 2012 y se le acusa también de desobediencia grave. Vamos, todo un angelito si lo comparamos con el motorista ACE de 60 años que fue sorprendido por un radar a 205 Km/h en un punto negro.
    Francisco ya era muy conocido por los agentes locales, por acumulación de denuncias y su terquedad al respetar las sanciones, asi que han decidido cortar el cachondeo por lo sano, encerrándole. Pero ni mucho menos es el caso más alucinante de la semana, iros preparando…
    Otros hechos son achacables a nuevas generaciones en el género de homo cafrarensis automobilis, os vais a quedar de piedra bronce, como Espartero y su caballo.
    • En Australia, una niña de 12 años, con un largo historial delictivo, robó un Toyota Land Cruiser y mantuvo una persecución de 50 minutos con la policía, a velocidades en torno a los 140 Km/h, hasta que colisionó en zona urbana. Esta criatura ha tenido una infancia dificilísima, motivos por los cuales ha acabado siendo una alcohólica y una delincuente en miniatura con más de 50 problemas con la Ley. De momento la tendrán retenida en un centro de menores. Ocurrió en Mayo, pero la sentencia se acaba de hacer pública.
    • Esta vez en desfaselandia EEUU, una niña de 11 años protagonizó una persecución. Pero eso no lo sabían los agentes de policía que vieron pasar un Chevrolet Monte Carlo a 160 Km/h, que viendo que no hacia caso alguno a las señales, empezaron a perseguirlo hasta que acabó colisionando. Me imagino la cara de Poker del agente de turno cuando abrió la puerta del coche y se encuentró a una niña de 11 años que encima estaba visiblemente alcoholizada. El coche era de unos parientes.
    • Y para terminar, en Fuencarral (Madrid) esta madrugada a unos chavales se les ha ido la travesura de las manos. Cinco adolescentes se subieron en un Opel Corsa y empezaron a darse un paseito. Deberían ir un poco rápido, al salirse en una curva y sufrir un accidente contra un árbol y un muro. Uno de ellos, de 15 años, murió, y otro de 17 años quedó herido. Los tres restantes huyeron, pero por lo visto ya los han cogido y se están aclarando los detalles del suceso.
    Uno quisiera no tener que escribir nunca nada así, pero desgraciadamente a veces las carreteras no son ocupadas por seres racionales y estas tropelías no se solucionan a golpe de multa. Tanto el incidente del motorista de 60 años como la travesura del hijo de Al Gore poniendo un Prius al máximo de sus posibilidades, van a quedar esta semana como simples chiquilladas, puestos a comparar.

Compartir esta página