Muere la última pasajera viva del coche en el q murió Kennedy (coches presidenciales)

Tema en 'Foro General BMW' iniciado por Gavira, 4 Sep 2006.

  1. Gavira

    Gavira Tr3s españoles, cu4tro opiniones. Miembro del Club

    Registrado:
    28 May 2004
    Mensajes:
    70.040
    Me Gusta:
    26.965
    Ubicación:
    (MA) Puerto Banús
    Modelo:
    GaviRAV4 177hp
    Muere la última pasajera viva del coche en el que murió Kennedy

    [​IMG]

    Nellie Connally, la única persona aún viva de las que viajaba en el automóvil en el que el presidente John F. Kennedy cayó abatido a tiros en 1963 en Dallas, murió ayer a los 87 años, según medios de prensa de Texas. Connally era la esposa de John Connally, gobernador de Texas, que resultó herido en el tiroteo, pero que se recuperó y murió en 1993 a los 75 años.
    Julian Read, que trabajó como portavoz de John Connally, dijo a la prensa de Texas que la viuda del gobernador pereció mientras dormía en el asilo "Westminster Manor", en la ciudad de Austin. Nellie Connally nació en Austin el 24 de febrero de 1919 y conoció a su marido en la Universidad de Texas.


    Los tiempos han evolucionado.

    Bush ha sido el último presidente en estrenar coche, el nuevo coche oficial, el Cadillac DTS Presidencial. Se trata de una lujosa limusina blindada desarrollada a partir del nuevo Cadillac DTS, cuyo modelo de serie llegará a los mercados a finales de año.

    [​IMG]

    El hecho de que el vehículo oficial de George W. Bush sea un Cadillac, no hace sino prolongar una larga relación de casi 90 años entre la marca y los ocupantes de la Casa Blanca.


    Ya en 1918, el presidente Woodrow Wilson recorrió a bordo de un Cadillac las calles centrales de Boston durante un desfile que celebraba la victoria estadounidense en la I Guerra Mundial. Diez años después, Calvin Coolidge utilizó también de manera asidua los vehículos de esta marca durante su mandato.

    En 1938, Cadillac fabricó exclusivamente para la Casa Blanca dos lujosos descapotables que, en homenaje a los dos mayores trasatlánticos de la época, fueron denominados 'Queen Mary' y 'Queen Elizabeth'. Estas descomunales limusinas, de 6,4 metros de longitud y casi tres toneladas y media de peso, se encargaron de proteger a lo largo de varios años a los presidentes Roosevelt, Truman y Eisenhower. Este último fue además, en 1953, una de las primeras personas en subirse encima de un Cadillac Eldorado, con motivo del desfile de su sesión de investidura.

    En 1956 el 'Queen Mary' y el 'Queen Elizabeth' fueron sustituidos por el 'Queen Mary II' y el 'Queen Elizabeth II'. Los nuevos modelos eran ligeramente más ligeros (3.175 kg) y, al igual que sus predecesores, estaban equipados con los últimos avances en comunicación del momento. Estos modelos sirvieron al presidente Eisenhower, así como a John Fitzgerald Kennedy y Lyndon Johnson.

    Precisamente el 'Queen Mary II' escoltaba a la limusina Lincoln Continental en la que viajaba Kennedy el día de su asesinato en Dallas, y que actualmente se encuentra expuesta en el Museo Henry Ford de Dearborn (Michigan). Los modelos 'Queen Mary II' y el 'Queen Elizabeth II' fueron retirados en 1968.

    [​IMG]

    En 1983, Cadillac diseñó para la administración Reagan una edición especial de su modelo Fleetwood. Esta limusina era ligeramente mayor que el modelo de serie, y bajo el capó ocultaba un motor V8 de 140 caballos de potencia. Actualmente este vehículo se exhibe en el Museo Ronald Reagan de la localidad californiana de Simi Valley.

    Un modelo similar fue utilizado por el padre del actual presidente durante su mandato, entre 1989 y 1993. El año en que George Bush cedía el testigo en la Casa Blanca a Bill Clinton, el mandatario demócrata estrenó un exclusivo Cadillac Fleetwood Brougham de serie presidencial, que contaba con los más altos estándares de blindaje y seguridad. Este último modelo se encuentra expuesto ahora en el Centro Presidencial Clinton en Littel Rock (Arkansas). Con la llegada a la Casa Blanca de George W. Bush, Cadillac elaboró un nuevo modelo para el coche oficial. En esta ocasión se trataba del Cadillac DeVille, que pasaba por ser el primer modelo que portó el nuevo emblema laureado de la marca.

    En activo desde el año 2001, el Cadillac DeVille presidencial se ha mantenido al servicio de la Casa Blanca hasta hace apenas unos días. Ahora, tras su desfile triunfal por la Avenida Pennsylvania de Washington D.C., es el nuevo Cadillac DTS quien asume el cargo de transportar y proteger a quien muchos consideran la persona más influyente del planeta: el presidente de los Estados Unidos de América.

    [​IMG]

Compartir esta página