Previo del Gran Premio de Europa

Tema en 'Foro BMW F1/Racing/Competición' iniciado por blaki, 18 Jul 2007.

  1. blaki

    blaki Capullo Leader Miembro del Club

    Registrado:
    22 Ene 2007
    Mensajes:
    43.764
    Me Gusta:
    9.312
    Ubicación:
    Curva de Gauss
    Modelo:
    340 DIESEL
    "No lo olvides, siempre hay alguien más listo que tú". Merlín (Excalibur, 1981) Exactamente. La fotocopiadora de la esquina no parece el lugar más adecuado, ¿verdad? Una cantidad metronómica de dinero en cálculos, modelos computacionales de dinámica de fluidos, régimen laminar o turbulento, número de Reynols y una cantidad ingente de iteraciones para llegar a cierto punto. Después hay que echar horas en el túnel del viento, como 24 horas al día… o sea todas. Luego queda la pista. Tandas y tandas, donde los pilotos validarán y recogerán datos para el estudio de cada una de la opciones. Todo según un plan previsto, prediseñado, tabulado por objetivos. Un kwon how valorado en unos 600 millones de dólares al año.
    En resumen: algo demasiado valioso, demasiado fascinante como para intentar que pase desapercibido, ni siquiera para los ojos del dependiente de la fotocopiadora de la esquina. Aunque mentes tan brillantes como las de Mike Coughlan debieran pensar que era la mejor forma de pasar desapercibido. De haberlo hecho en su despacho de Woking, donde supongo que dispondrá de fotocopiadora, habría podido implicar a McLaren, o que los mil ojos de la faraónica Páragon le pillaran in fraganti. Así que, ¿qué mejor que mandar a tu mujer a fotocopiar las 800 hojas que perfectamente podrían ser los apuntes de clase de tus hijos?
    La verdad está ahí fuera (Expediente X)
    “Estamos ante algo que podría acabar con los sueños del mejor ‘rokkie’ de la historia, y del saltimbanqui de su papá, o de las ansias de Fernando de igualar en títulos mundiales a Ayrton Senna”
    El problema viene cuando no tienes en cuenta que hasta un sencillo dependiente de multicopista se daría cuenta de que lo que tiene entre las manos es algo extremadamente secreto, con esas letras en negrilla ‘Top Secret’ escritas como en las películas. Demasiado increíble para ser cierto. Un error de libro, Mike. Un error sin Para(n)gón …
    Ahora que llegamos a casa de Mercedes el clima no es el más adecuado. La cita del 26 de Julio se antoja más importante para los de Woking que la del 22 de Julio, y es complicado que el equipo Vodafone McLaren Mercedes se puedan aislar del ambiente negativo que empieza a rodear el ‘Stepney-gate’. Una batería de 30 preguntas espera a Ron (Dennis) y Martin (Whitsmarh), entre las cuales ha vuelto de la ultratumba el tema del difusor móvil de Ferrari. En Ferrari aún se plantean de donde salieron aquellos esquemas que denunciaban el suelo del F2007. Mientras, aparecen posibles denuncias de persecuciones en coche en Italia, en un ambiente que nos recuerda las más duras películas de cine negro, dando a entender que lo que vemos es sólo la punta del iceberg.
    Pero debe ser una cuestión para los jueces, ya sea la FIA en lo deportivo y la justicia ordinario en el caso industrial. En cualquier caso, es algo muy negativo para nuestro deporte, más allá de la pura competición en un caso que parece sacado del mundo de las películas de espionaje, y de agentes 007 con licencia para copiar. Como decían en Expediente X: “la verdad está ahí fuera”, y sólo nos queda esperar. Ha llegado el tiempo de la guerra fría, con Ron Dennis y Jean Todt a la cabeza, en un escenario similar al de una película de James Bond, pongamos “Alta tensión” por ejemplo; los acontecimientos se pueden precipitar en cualquier momento.
    Eso sí, no soy de los que piensan que los pilotos deberían de salir indemnes si es verdad que en McLaren se han aprovechado de esa información para mejorar su coches, algo difícil de demostrar. Si es así, los pilotos se habrán beneficiado de ello y sería normal que sufrieran algún tipo de penalización. Estamos ante algo que podría acabar con los sueños del mejor ‘rokkie’ de la historia, y del saltimbanqui de su papá, o de las ansias de Fernando de igualar en títulos mundiales a Ayrton Senna. En cualquier caso, dejaré de hablar de guerras de otras galaxias, y me centraré, ya que estamos a mitad de temporada, en batallas más mundanas, lo que se llama: “Team-Mate Wars” , o lo que es lo mismo, las batallas entre compañeros.
    La guerra de los clones (Star Wars episodio II, 2002)
    “Por consiguiente, los Massa, Hamilton, Trulli, Heidfeld, Fisichella se han enfrentando a lo que ahora se llama versión ‘beta’ de su compañero, una versión donde los chicos Michelín puros andaban perdidos buscando un ajuste mental para hacer rápida un forma de pilotaje que no les es natural.”
    Kimi. Alonso. Hamilton. ¿Les suena? Sí, el podio de Silverstone, y el mismo que el inaugural de Australia. Es curioso que pasado el ecuador del campeonato se de esta simetría de resultados, cuando además puede ser el momento oportuno para evaluar la batalla de las batallas para un piloto. A fin de cuentas tu más inmediato rival, y contra el único que puedes ser confrontado, es tu ‘compañero’ de equipo. Contrariamente a lo que pudiera parecer, este resultado de Silverstone es más significativo de lo que fue aquel de Melbourne. Desde entonces hasta Francia 2007, por ‘h’ o por ‘b’, los que salieron vencedores en Australia en su ‘Team Mate War’ no fueron los que siguieron mandando en su equipo durante el inicio del campeonato.
    Si lo piensas es casi normal. Como siempre Australia resultó una rara entelequia, y no nos dejó ver con claridad que iba a pasar en esa fase inicial de la temporada… bueno, o no del todo. Por una parte, constatamos el talento natural de Lewis en esa primera curva de Melbourne, un talento casi igual de grande que las ganas de protagonismo de papá Hamilton. Luego, vimos como Alonso lo pasó en pits, de una forma que ya no gustó a la prensa inglesa, pero que puso a cada uno en su lugar. Por su parte, Massa tuvo algunos problemas en la caja de cambios, así que Kimi ganó todo lo cómodo que pudo, en una victoria que era el sueño de cualquier Ferrarista de pro. EL ‘nuevo’ Schumacher iba a arrasar después de años de penurias en McLaren, y de falta de fiabilidad. Así de claro. Pero nada es tan sencillo, se equivocaban de pleno.
    Uno de los elementos fijados por la FIA este año, los neumáticos iban a convertir el camino de los antiguos dominadores de la categoría en un verdadero vía crucis a la búsqueda del santo Grial. Un Grial que ya poseían sus compañeros, los Massa (ex-Sauber, Ferrari tester), Hamilton (GP2), Heidfeld (ex-Sauber, ex-Jordan), Fisi (ex-Sauber, ex-Jordan), Barrichello (ex-Ferrari) o Trulli . En el caso de Jarno, se podría decir que simplemente los Potenza 2007 estaban hechos para él; y ese comentado Grial no es otra cosa que kilómetros y kilómetros de rodaje con Bridgestone, todo esto acentuado por unos compuestos faltos de grip, y una carcasa diametralmente opuesta al neumático radial de Michelín. La diferencia fundamental estaba en los flancos, que son muchos más flexibles que los de Bibendum. Alonso, Kovalainen o Kubica se insertaban en las curvas de una manera enérgica, fulminante, frenando tarde y generando grip en el tren delantero inmediatamente. Eso se combinaba con el puntiagudo rendimiento de los Michelín, y ahí tenías a Fernando saliendo recto de la curva y dando gas con suavidad y energía. En la época de la guerra de neumáticos no había nada mejor que la combinación Alonso/Michelín. Pero claro, en la época actual los chicos Michelín que dominaban antaño no encontraban el hilo, y no tenían nada que hacer frente a la suave fluidez de los Trulli, Fisi, Heidfeld o Barrichello. Un intento de demandar demasiado de tus neumáticos delanteros y acababas haciendo señales de humos, saliendo largo. En el caso de Massa, siendo un piloto agresivo en su entrada y teniendo un gran bagaje con Bridgestone, se adaptó durante la primera parte de 2006, suavizando su entrada en curva. Así, la segunda parte de 2006 nos trajo sus triunfos en Turquía y Brasil confirmando su plena adaptación. Por tanto, como cualquier hijo de vecino, se trataba de que los gallitos Michelín se adaptaran a las nuevas piedras de ‘Bridgestone’, y entonces comenzaría la batalla de verdad.
    Por consiguiente, los Massa, Hamilton, Trulli, Heidfeld, Fisichella se han enfrentando a lo que ahora se llama versión ‘beta’ de su compañero, una versión donde los chicos Michelín puros andaban perdidos buscando un ajuste mental para hacer rápida un forma de pilotaje que no les es natural. Y todo parece indicar que la mayoría de ellos han completado su juego. Si nos fijamos en Silverstone los datos no nos engañan: Kimi batió a Massa. Alonso a Hamilton, Kubica a Heidfeld, Kovi a Fisi, y Ralf a Jarno, mientras ambos se mantuvieron en pista. Los chicos han vuelto, y han vuelto para quedarse.
    El Replicante

    "Los replicantes son como cualquier otra máquina: pueden ser un beneficio o un peligro. Si son un beneficio, no es asunto mío". Harrison Ford (Blade Runner, 1992)
    Fernando se despachaba con estas palabrejas después de la calificación del sábado en ‘Hamiltonlandia’, ese país donde Hamilton es el Rey: “recuperar puntos es complicado cuando tienes a un Clon al lado” Pero Fernando se equivoca. Como dice Bruno, una cosa es un Clon, y otra cosa es un Replicante. Clon es una copia exacta del original, así que por esa razón Hamilton sería tan bueno como Fernando, y sería capaz de reglar su coche, elegir ‘setups’ sin tener que mirar al lado, y por qué no, ser capaz lucir esa barba de 3 días que tanto debe irritar a Ron. En cambio, Lewis, es más perfecto que el original. Siempre con su impoluta cazadora, su Tag Heuer Carrera, y ese corte de peinado tan rectilíneo que me recuerda las pelucas de mis viejos Clicks de Playmobil. Pero evidentemente no es así, sólo lo es en apariencia, y dentro de su juego político sabe mover a sus tropas. Sus declaraciones en la rueda de prensa post carrera en Silverstone, tintadas de esa inocencia de retoño, desataban de nuevo la caza y captura de Fernando por juego sucio: “Creo que tomamos la decisión equivocada, o que yo tome la decisión equivocada con los reglajes. Elegí un alerón trasero diferente al de Fernando y esto me ha causado problemas durante la carrera. Ha sido una buena lección…”
    Leído así no parece nada del otro mundo. Pero visto el panorama de viernes y sábado donde Alonso parecía el Guadiana, que aparecía y desaparecía de la tabla de tiempos, se juzgó inmediatamente como que Fernando, no sin razón, le estaba tapando las cartas a su ‘compañero’. Lo peor de todo fue que Lewis picó el anzuelo, buscando otros reglajes que le alejaran de la irregularidad del asturiano. Pero eso no fue todo. Durante la carrera, para evitar un subviraje crónico en su monoplaza, eligió variar la carga de su alerón delantero, lo que granuló su principal delantero y sepultó su segundo y tercer stints. Así pues, la prensa británica más extremista culpó a Fernando de juego sucio. Lo increíble del asunto es que no se den cuenta de que si su chico no es capaz de reglarse el coche, y debe de limitarse a copiar el de Fernando, es que aún no está preparado para liderar un equipo, y ser campeón del mundo. El caso después de Mónaco llegó a tal punto que hasta les obligaron a copiar las estrategias, lo cual se ha demostrado como un error claro. Por tanto, quizás no se trata de un Replicante Nexus-6 como los de Blade Runner, seguramente no hay que retirarlo de la circulación como hacia Harrison Ford, pero en McLaren y en ‘Hamiltonlandia’ deben de ponerlo en el contexto que merece: un grandísimo talento que de momento intenta copiar del Campeón de tiene al lado. Una replica, no un clon. En Mclaren tendrán que abrir sus herméticas mentes y prepararse para lo que viene. Si alguien ha sabido sobreponer a ‘Mass Damper-gate’, ‘Massa-gate’, ‘Hungría-gate’ y embrollos similares, ese es el original, no su réplica.
    Un infierno (verde)
    “Podría ser un circuito bueno para el monoplaza de Woking, para Lewis y para Fernando, aunque entre la marabunta de espías que envuelven la actualidad es complicado pensar que todo siga igual”
    Las montañas de Eifel siguen siendo igual de verdes que siempre, aunque de los 22 kilómetros originales sólo se hayan salvado unos 5 y medio. Quizás lo infernal sea lo anodino del circuito, aunque como tiene un par de puntos de buenos adelantamientos es vistoso para el espectador. Es lo que se suele llamar un circuito freno-gas, así que la tracción va a ser algo importante, tanto como la agilidad del monoplaza unido a un eficiente alerón delantero capaz de generar down-force a raudales, es decir… estamos hablando del MP4-22. Podría ser un circuito bueno para el monoplaza de Woking, para Lewis y para Fernando, aunque entre la marabunta de espías que envuelven la actualidad es complicado pensar que todo siga igual. Es en el otro lado donde pinta que todo es como color de ros(s)a. En Ferrari se las prometen felices, y ya es habitual ver apuestas donde el favorito al mundial es de nuevo Kimi. Aunque no es oro todo lo que reluce, y menos aquí en territorio Schumacher.
    Para Kimi este es un verdadero infierno, y no precisamente verde. No hace falta recordar el GP de Europa 2005, cuando vio explotar su suspensión delantera gracias a las vibraciones provocadas por sus pasadas de frenada. Hasta el año pasado no había acabado ninguna vez en el Nurburgring. Pero a ello se puede sumar otra coincidencia, que ya he comentado con anterioridad. Con Schumi en el box Kimi no gana. Así de sencillo. Estos dos últimos GP, son un ejemplo. En Francia Michael estuvo el sábado, y la pole fue para Massa. En cambio el domingo ya en su rancho de Suiza emergió la sombra del finés ganando con solvencia. En Silverstone a Michael ni se le vio el pelo, y por consiguiente Kimi campo a sus anchas. Y el domingo en Alemania está previsto que ‘Schumi’ aparezca de nuevo por el box de Ferrari. Así que…
    Los que no podrán disfrutar de la reaparición del Kaiser serán el piloto Albers y mi tocayo Gil de Ferrán, que no sé muy bien el papel que desempeñaba en Honda, la verdad, y creo que él tampoco. Ambos han sido fulminados después de una falta de resultados alarmante. En cambio Kimi puede tener razones para la esperanza, y vencer la maldición ‘Michaelus’, como la llamaría Harry Potter. Al menos el año pasado pudo acabar con la medalla de chocolate, o sea, una honrosa 4ª posición. Ese debe ser el pensamiento positivo de Kimi, ya que además Michael ganó este GP de una forma similar a la vista por Kimi en Silverstone. Parece que las estrategias empiezan a funcionar de verdad en 2007, aunque sólo Raikkonen o Alonso las han hecho funcionar. El año pasado Alonso marcaba su primera pole, con gasolina para la vuelta 17, por las 18 del alemán. Eso significaba que mantenía su primera posición en el primer stint, para ser batido en la segunda parada, al tener Michael gasolina para parar 3 vueltas más que Alonso, concretamente parando en la 41. Será una carrera emocionante, un posible calco de Silverstone 2007. Evidentemente se tratará de una carrera a 2 paradas, y el calor puede marcar la diferencia, pues este año se ha retrasado el GP en casi 2 meses. Los compuestos traídos por Bridgestone son el blando y el medio, y al no haber hecho prueba alguna no se tiene ni idea de cual puede ser el compuesto ideal.
    Por desgracia, ya no se habla tanto de neumáticos, estilo de pilotaje o técnica sino de política, espionaje, abogados, jueces, exclusiones o sanciones. Todo forma parte del juego, como cada temporada tenemos una ración de embrollos y líos, y siempre aparece el dedo acusador de Ferrari contra el resto. Con eso no quieran ver favoritismos. Quizás se trate de la vieja fábula de Esopo, la del pastorcito y lobo, ya saben aquello de: “¡que viene el lobo!, ¡que viene el lobo!”…y de tanto decirlo nadie le creyó, aunque era verdad. Pero no quiero entrar en esos temas, como Conan el Bárbaro en su momento, solo me queda encomendarme a unos Dioses (en los que no creo):
    "Krom, sé que no te rezo demasiado, pero mañana al amanecer nos enfrentaremos a un enemigo muy superior, así que danos tu bendición o vete al infierno"
    (Conan el Bárbaro, 1982)

Compartir esta página